Nuevo (des)incentivo en fondos


Un objetivo —el resultado que una empresa desea obtener— tiene que servir de motivación, y para ello debe ser medible, claro, realista, coherente y alcanzable. Si no se cumple alguna de estas premisas provocará el efecto contrario: la desmotivación.

Pues bien, si ya era difícil cobrar los ridículos incentivos que la empresa ofrece a cambio de conseguir cantidades desorbitadas de PPCs (a veces más del triple del objetivo individual de la plantilla) con un esfuerzo enorme, ahora lo han convertido en imposible. Incluso la poca plantilla que seguía ciegamente a la alta dirección se empieza a dar cuenta de que no está preparada para aportar ideas coherentes y siempre se vuelve a presionar y amenazar a los de abajo.

Os contamos las condiciones para conseguir el incentivo de fondos, para que penséis si pueden lograrse o es más sencillo ver una alineación planetaria, convertir el agua en vino o ganar el Euromillón:

  1. Cumplir al 100% el objetivo individual: 4 millones para un especialista, lo que supone en muchos casos doblar el importe que tiene actualmente la oficina.
  2. La regional tiene que cumplir al 90% el objetivo de fondos, algo que depende de muchas más personas que nosotros mismos.
  3. Las comisiones totales de fondos de la entidad tienen que ser superiores a las presupuestadas, lo que resulta opaco y totalmente manipulable por la propia dirección.
  4. Los clientes tienen que tener el test de idoneidad, lo que es innecesario según Mifid II porque en la entidad solo se hace RTO.
  5. Los clientes no pueden reembolsar hasta junio de 2022. Tienen que estar año y medio en el fondo y, si no es así, el esfuerzo no habrá servido para nada.
  6. Solamente entran dentro del cómputo una selección de fondos propios. Esto predispone a dar información solo sobre dichos fondos para intentar percibir el incentivo, y eso está prohibido por Mifid II.

¿Parecen posibles unas condiciones que no dependen de uno mismo, sino también de segundas, terceras, cuartas, quintas… personas y de variables manipulables y fuera de control?

Además, se están modificando las condiciones en mitad de la fusión con Unicaja, una entidad que suponemos querrá cumplir con la Mifid II en la que se prohíben expresamente los incentivos por contratación de fondos de inversión. Por tanto, es muy probable que este sistema se modifique antes de que llegue julio de 2022, la fecha del supuesto cobro del incentivo, y todo el esfuerzo sea en balde.

Sacad vuestras propias conclusiones.

Se recuerda a toda la plantilla que, cumpliendo la normativa MIfid II y puesto que nuestra entidad solo hace RTO, está totalmente prohibido ofrecer y/o recomendar la inversión en fondos a los clientes. Recomendamos grabar y guardar cualquier tipo de comunicación que nos presione a obrar en este sentido.