Exigimos respuesta inmediata de Liberbank sobre rotación durante la pandemia


Hoy han pasado los primeros quince días para que el personal de Liberbank rote en oficinas, tal y como prometió la empresa, y no tenemos constancia de ninguna comunicación oficial sobre ello.
Ya han pasado las pensiones, que eran su excusa para “aguantar un poco más”, ¿y ahora qué?

La rotación de personal es absolutamente necesaria para minimizar la exposición al riesgo y/o distribuirlo de modo equitativo. Excluyendo, como es lógico, a aquellas personas que por sus circunstancias deban estar exentas de ello, el resto debería sustituir durante la próxima quincena a l@s que ya han estado cara al público. Y eso incluye a directivos, porque son tan vulnerables como el resto.

Si en una oficina no se puede rotar, pues se cierra dicha oficina, o se agrupa con otras, o se abre en días alternos, pero lo más importante en todo esto, repetimos, lo más importante en todo esto es la salud de las personas.

Además, para no tener problemas con nuestras vacaciones ya planificadas, os recomendamos revisarlas de nuevo y quedarse con constancia de ellas, ya que parece ser que se están haciendo modificaciones.

¿Por qué Liberbank no hace ya lo que hacen las demás entidades bancarias?
Porque parece que se preocupasen más del negocio que de la salud de sus recursos humanos, o de que la Seguridad Social o las mutuas corran con los gastos que de afrontar su propia responsabilidad.

FINE-Sibanca exigimos, y seguiremos exigiendo mientras dure esta crisis, una respuesta de Liberbank que vaya más allá de arengas de vestuario de fútbol. L@s emplead@s no necesitamos palabras biensonantes, sino hechos, para poder superar la situación.