El TS ratifica la nulidad del ERE 2013 - El gana-pierde

Fuente: Sibank


Se ha vuelto a hacer bueno el viejo axioma de que para ganar un juicio hay que tener razón, saber exponerla y que te la den. En CSICA estamos contentos porque hemos contribuido, creo que de forma muy importante, a exponer ante los tribunales las razones que asistían a toda la plantilla para que se le devuelva lo que es suyo.

Y ello ha sido posible a pesar de los pesares. Los pesares de los que nos llamaron "trileros" cuando anunciamos acciones contra las medidas unilaterales, alegando que estábamos dilatando sin motivo el cobro con el que estaban conformes (unos 7 millones frente a los 70 que hemos ganado). Los pesares de unos abogados que te llaman iluminado cuando no opinas como ellos y que pierden cuando no tienen razón, aunque sean carisísimos. Los pesares de otros sindicatos que se sientan en los juicios en el banquillo junto al empresario sin aclararse en su conflicto de roles. Y los pesares de un empresario que no duda en restregar el nombre de este banco-bebé todo el día protagonizando malas noticias y al que cuando ganas en los tribunales tienes la sensación de haberte dejado algo tuyo en el lance. Es como el monte que cuando se quema, algo tuyo se quema.

Ya sabemos que las victorias tienen siete padres, pero debemos de alegrarnos de haber aportado al pleito el perito y la prueba, claves de bóveda de la necesaria convicción de la Sala, que demostraron a las claras que el mismo día, por la mañana, que negaban tener información del 1er trimestre de 2013 en la mesa de negociación, se la entregaban a la CNMV por la tarde. Esa es la clave.

Sólo deseamos que esta sentencia sirva para que este empresario tome la senda de la normalidad. Que si no es capaz de salir a los medios protagonizando noticias positivas, al menos que evite serlo constantemente con noticias, que aunque para la plantilla pueden ser positivas, como ésta que hoy celebramos con todos/as —y para CSICA especialmente—, sin embargo la imagen común sigue deteriorándose.